Concepto de personalidad

concepto de foto de personalidad El concepto de personalidad encuentra su definición en muchas áreas de la vida y la ciencia, incluso cada persona que no tiene conocimiento académico puede formular su propia designación de este concepto. Pero aún así, para usar correctamente cualquier término, es necesario comprender su significado. La definición científica se ve así: una persona es un reflejo de la naturaleza fuerte de una persona, sus roles sociales y personales, un sistema estable de ciertas características de una persona, expresado principalmente en la esfera social de la vida. Si usa un discurso popular, puede formular la definición de la siguiente manera: una persona es una persona que tiene un conjunto de cualidades fuertes y persistentes, sabe cómo usarlas para lograr los objetivos, confía, sabe cómo usar la experiencia adquirida, puede controlar la vida y ser responsable de sus acciones ante la sociedad , y siempre sus acciones son consistentes con sus palabras.

A menudo se puede escuchar que en un contexto utilizan el concepto de personalidad individual, individualidad, ya que muchos los consideran idénticos. De hecho, esto no es así, y necesita descubrir cuál es la diferencia.

Un individuo es un representante de la raza humana, una unidad de la humanidad. Es decir, una persona que aún no ha crecido y no ha comenzado a socializar y a probarse máscaras y roles sociales.

El concepto de un individuo y una personalidad son diferentes en la medida en que el individuo puede no convertirse en una personalidad.

La individualidad es un sistema único de características psicológicas caracterológicas de una persona ( temperamento , estilo de comunicación, rasgos de carácter principales, habilidades, especificidad de los procesos mentales), que lo define como una persona única con un estilo peculiar de comportamiento. Es decir, esas cualidades que distinguen a una persona de otra.

El concepto de personalidad e individualidad es un poco cercano, porque ambos reflejan un sistema de cualidades, pero solo en la personalidad estas cualidades son más persistentes y no hablan tanto de su singularidad como de la persistencia del carácter.

El concepto de personalidad individual, individualidad, tiene diferentes significados, pero, de hecho, todos forman la estructura de una persona.

El concepto de una persona, un individuo, una persona, se correlaciona de la siguiente manera: una persona nace primero como individuo, luego conoce el mundo y las personas, y al aprender a percibir la sociedad, adquiere individualidad, es decir, ya ha desarrollado ciertos patrones de comportamiento. Cuando una persona crece aún más, le suceden diferentes situaciones, incidentes y comienza a aprender cómo lidiar con ellos, buscar formas de resolver problemas, controlar las emociones y asumir la responsabilidad de las acciones, después de pasar por todo esto, una persona se convierte en una persona.

En todas las personas, la formación de la personalidad ocurre en diferentes categorías de edad. Algunas personas, incluso a la edad de 45 años, no pueden ser responsables de sus acciones, actuar de manera consciente e independiente, especialmente cuando alguien está excesivamente vigilado por ellos. Tienen miedo de salir de su zona de confort. No hay necesidad de esperar por una persona así en un asunto serio. De ellos a menudo puedes escuchar "sí, lo haré seguro, incluso hoy comenzaré". Pero, ni mañana, ni siquiera en un mes no cumplirán lo prometido. Muy a menudo, estas personas son flojas, cobardes, pueden tener baja autoestima y alta autoestima .

Sucede que una persona se convierte en una persona, que aún no abandona la infancia. Básicamente, pronto se convertirá en una individualidad de los niños privados de tutela, que se dejan a su suerte y tienen que sobrevivir, y para esto es necesario tener un carácter fuerte y una voluntad de hierro.

Aquí, el concepto de personalidad e individualidad se cruzan, porque una persona, que posee rasgos de carácter únicos fuertemente expresados, adquirida en el proceso de un problema de una infancia disfuncional, se convierte rápidamente en una personalidad, reforzando así estas características. También ocurre cuando hay varios hijos en la familia, entonces el hijo mayor también diferirá en las cualidades de carácter persistente y de carácter fuerte.

El concepto de personalidad en psicología.

En psicología, la personalidad se considera la calidad del individuo, adquiriéndola en su actividad temática y caracterizando los aspectos sociales de su vida.

Un individuo, como persona, expresa libremente su actitud hacia todo el mundo externo y, por lo tanto, se determinan sus características. La principal de todas las relaciones humanas son las relaciones, es decir, cómo la persona construye conexiones con otras personas.

La naturaleza personal siempre crea sus puntos de vista sobre varios objetos de la realidad de manera consciente, en función de su experiencia de las conexiones existentes con este objeto, este conocimiento también afectará la expresión de emociones y reacciones en relación con un tema en particular.

En psicología, la caracterización de la naturaleza personal está asociada con su enfoque en algún tema de actividad, esfera de la vida, intereses y entretenimiento. La orientación se expresa como interés, actitud, deseo, pasión, ideología y todas estas formas son los motivos de la personalidad , es decir, dirigir sus actividades. Así es como se desarrolló el sistema de motivación que caracteriza la personalidad de una persona, mostrando de lo que es capaz y cómo sus motivos se transforman en actividad.

Existir como persona significa actuar como sujeto de una actividad objetiva, ser un sujeto de la actividad vital de uno, construir lazos sociales con el mundo, y esto es imposible sin que el individuo sea incluido en la vida de los demás. El estudio de este concepto en psicología es interesante porque es un fenómeno dinámico. Una persona tiene que luchar consigo misma todo el tiempo, satisfacer sus deseos específicos, restringir sus instintos, encontrar formas de llegar a un compromiso para las contradicciones internas y al mismo tiempo satisfacer sus necesidades, de modo que esto se haga sin remordimientos y por eso reside constantemente en Desarrollo continuo, superación personal .

El concepto de personalidad en sociología.

El concepto de personalidad en sociología, su esencia y estructura son de interés separado, ya que el individuo se evalúa principalmente como el sujeto de las relaciones sociales.

El concepto de personalidad en sociología se puede verter brevemente en algunas categorías. El primero es el estatus social, es decir, una persona que ocupa un lugar en la sociedad y, a este respecto, ciertas obligaciones y derechos. Puede haber varios estados de este tipo en una persona. Depende de si tiene una familia, parientes, amigos, colegas, trabajo, gracias a lo cual una persona se socializa. Entonces, por ejemplo, una persona puede ser un hijo, esposo, padre, hermano, colega, empleado, miembro del equipo, etc.

A veces, muchos estados sociales demuestran la actividad social de una persona. Además, todos los estados se dividen, según su valor para el individuo. Por ejemplo, para uno, el estado de un empleado de la empresa es lo más importante, para el otro, el estado de un esposo. En el primer caso, una persona puede no tener una familia, por lo que para ella lo más importante es el trabajo y se identifica con el papel de un adicto al trabajo. En otro caso, una persona que se realiza principalmente como esposo, otras áreas de la vida, deja de lado. También hay estados generales, tienen una gran importancia social y determinan la actividad principal (presidente, director, médico), y los estados no generales también pueden estar presentes junto con el general.

Cuando una persona está en un estado social, en consecuencia, realiza ciertas acciones prescritas por un modelo de comportamiento, es decir, un rol social. El presidente debe liderar el país, el cocinero debe preparar los platos, el notario debe certificar los documentos, los niños deben obedecer a sus padres, etc. Cuando una persona de alguna manera no cumple con todas las reglas prescritas, amenaza su estado. Si una persona tiene demasiados roles sociales, se expone a conflictos de roles. Por ejemplo, un joven, un padre soltero que trabaja hasta tarde para alimentarse a sí mismo y a su hijo, muy pronto puede ser agotado emocionalmente por un exceso de actividades dictadas por roles sociales.

La personalidad como sistema de características sociopsicológicas tiene una estructura única.

Según la teoría del psicólogo Z. Freud, los componentes de la estructura de la personalidad son tres componentes. La base es la instancia inconsciente de Eid (It), que combina incentivos naturales, instintos y aspiraciones hedónicas. La identificación está llena de energía y emoción poderosas, por lo que está mal organizada, es errática y floja. Por encima del Id está la siguiente estructura: el Ego (I), es racional, y en comparación con el Id controlado, es la conciencia misma. La construcción suprema es el Super-Ego (Super-Self), es responsable del sentido del deber, la medida, la conciencia y ejerce control moral sobre el comportamiento.

Si estas tres estructuras interactúan armoniosamente en una persona, es decir, el Eid no va más allá de lo permitido, el Ego está controlado, lo que comprende que la satisfacción de todos los instintos puede ser una acción socialmente inaceptable, y cuando un Super-Ego se desarrolla en una persona, gracias a lo cual se guía por principios morales. en sus acciones, esa persona merece respeto y reconocimiento a los ojos de la sociedad.

Habiendo entendido cuál es este concepto en sociología, su esencia y estructura, podemos concluir que no puede realizarse, como tal, si no está socializado.

El concepto de personalidad en sociología puede describirse brevemente como un conjunto de propiedades socialmente significativas de un individuo, que proporcionan su conexión con el mundo exterior.

El concepto de personalidad en la filosofía.

El concepto de personalidad en filosofía puede designarse como su esencia en el mundo, su propósito y significado de la vida. La filosofía otorga gran importancia al lado espiritual del hombre, su moralidad, la humanidad.

Una persona se convierte en una persona que entiende a los filósofos cuando comprende por qué entró en esta vida, cuál es su objetivo final y a qué dedica su vida. Los filósofos evalúan a una persona como un individuo, si es capaz de expresarse libremente, si sus puntos de vista son inquebrantables, y es una persona amable y creativa que en sus acciones se guía por principios morales y éticos.

Existe una ciencia como la antropología filosófica, es ella quien estudia la esencia del hombre. A su vez, en antropología hay una rama que estudia al hombre más estrechamente: esto es el personalismo. El personalismo está interesado en la amplitud de la libertad interior del hombre, sus oportunidades de crecimiento interior. Los defensores del personalismo creen que es imposible medir de alguna manera a una persona, estructurarla o conducirla a un marco social. Simplemente puede aceptarse ya que está frente a las personas. También creen que no todos tienen la oportunidad de convertirse en personas, algunos siguen siendo individuos.

Los partidarios de la filosofía humanista, en contraste con el personalismo, creen que cada persona es una persona, independientemente de cualquier categoría. Los humanistas argumentan que, independientemente de las características psicológicas, los rasgos de carácter, la vida vivida y los logros, cada uno es una persona. Consideran que incluso un niño recién nacido es una persona, porque tenía experiencia de nacimiento.

El concepto de personalidad en filosofía se puede describir brevemente pasando por los períodos de tiempo principales. En la antigüedad, una persona se entendía como una persona que realizaba un trabajo específico, la máscara se llamaba actores. Parecían entender algo acerca de la existencia del individuo, pero no existía tal cosa, solo más tarde, a principios de la era cristiana, comenzaron a usar este término. Los filósofos medievales identificaron a una persona con Dios. La nueva filosofía europea aterrizó este término antes de la designación de un ciudadano. La filosofía del romanticismo examinó a la persona como un héroe.

El concepto de personalidad en filosofía suena brevemente así: una persona puede realizarse cuando posee habilidades volitivas suficientemente desarrolladas, es capaz de superar las barreras sociales y resistir todas las pruebas del destino, incluso ir más allá de la finitud de la vida.

El concepto de identidad del criminal en criminología.

En criminología, la psicología juega un papel muy importante. Las personas involucradas en investigaciones necesariamente deben tener conocimiento en el campo de la psicología, deben poder analizar la situación desde diferentes perspectivas, explorar todas las opciones posibles para el desarrollo de eventos y, al mismo tiempo, la naturaleza de los delincuentes que cometieron el delito.

El concepto y la estructura de la personalidad del criminal es el tema principal de investigación de los psicólogos criminales. Realizando observaciones e investigaciones de delincuentes, es posible elaborar un retrato personal de un posible delincuente, lo que a su vez permitirá prevenir los siguientes delitos. En este caso, se considera a una persona de manera integral: se estudian sus características psicológicas (temperamento, acentuación, inclinaciones, habilidades, nivel de ansiedad, autoestima), bienestar material, su infancia, relaciones con las personas, la presencia de familiares y amigos cercanos, su trabajo y otros aspectos. Para comprender la esencia de una persona así, no es suficiente llevar a cabo un diagnóstico psicológico con él, puede ocultar magistralmente su naturaleza, pero cuando puede ver todo el mapa de la vida humana ante sus ojos, puede rastrear las conexiones y encontrar los requisitos previos para convertirse en un criminal.

Si en psicología se habla de una persona como una unidad, es decir, una característica de un individuo, entonces en criminología es más bien un concepto abstracto que no se le da a un criminal individual, sino que crea su imagen general, que consta de ciertas propiedades.

Una persona cae bajo la característica de la "identidad del criminal" desde el momento en que cometió su acto desafortunado. Aunque algunos se inclinan a creer que incluso antes, mucho antes de que se cometiera el crimen en sí, es decir, cuando una idea nació en una persona, y él comenzó a llevarla a cabo. Es más difícil decir cuándo una persona deja de ser así. Si una persona se da cuenta de su culpa y se arrepiente sinceramente de sus actos, y lamenta sinceramente lo que sucedió y su inevitabilidad, ya parecía ir más allá del concepto de una persona criminal, pero el hecho permanece y la persona será castigada. También puede entender que cometió un error al cumplir su condena. Puede que nunca lo entienda. Hay personas que nunca abandonarán el hecho de que cometieron el acto desafortunado, incluso después de sufrir un castigo doloroso, no se arrepentirán. O también hay delincuentes reincidentes que, después de haber cumplido una línea, haber sido liberados, vuelven a cometer un delito y, por lo tanto, pueden deambular de ida y vuelta hasta el final de sus vidas. Estas son naturalezas criminales puras, se parecen y caen bajo la descripción general del criminal.

La estructura de la personalidad del delincuente es un sistema de características socialmente significativas, propiedades negativas que, junto con la situación en ese momento, afectan la comisión de mala conducta. Junto con las propiedades negativas, el criminal tiene cualidades positivas, pero podrían deformarse en el proceso de la vida.

El concepto y la estructura de la identidad del delincuente deben ser claros para los forenses para, en primer lugar, proteger a los ciudadanos de la amenaza.

Vistas: 21 044

Deja un comentario o haz una pregunta a un especialista

Una gran solicitud para todos los que hacen preguntas: primero lea toda la rama de comentarios, porque, muy probablemente, de acuerdo con su situación o similar, ya había preguntas y las respuestas correspondientes de un especialista. ¡No se considerarán las preguntas con una gran cantidad de ortografía y otros errores, sin espacios, signos de puntuación, etc.! Si desea que le respondan, tómese la molestia de escribir correctamente.