Motivos de la personalidad

foto de motivos de personalidad Los motivos de la personalidad en psicología son una cierta fuerza interna de una persona que lo alienta a actuar, lo cual es importante para lograr el objetivo que el individuo ha determinado por sí mismo. Desde el punto de vista científico, la definición de los motivos de la personalidad es muy diversa. Algunos investigadores creen que esta es una idea, así como una representación de la personalidad; otros lo llaman los motivos de los pensamientos y actitudes de la persona, a los que se adhiere, guiados por ellos a lo largo de la vida. A menudo, muchos están familiarizados con la sensación cuando quieres rodar montañas y satisfacer sus necesidades. Este sentimiento y experiencia le da fortaleza individual, así como confianza en sí mismo, lo que lleva a una persona a la formación y crecimiento de la personalidad. De hecho, esta experiencia es el motivo del individuo.

El motivo de la personalidad es un atributo muy importante en la vida de un individuo. Son los motivos los que determinan las alturas que alcanzará una persona. En el crecimiento profesional, las aspiraciones de los empleados adquieren propiedades especiales, por lo que los superiores a menudo intentan crear motivos externos. Los motivos externos incluyen el aumento de salarios o bonificaciones, a veces solo son elogios, etc. Estas cosas motivan a una persona a mostrar interés y aumentar los esfuerzos para recibir una recompensa externa y, como resultado, funcionar mejor.

Pero vale la pena señalar que los motivos internos son mucho más fuertes que los externos. Si un individuo, por así decirlo, se incendió desde adentro con un objetivo determinado y ciertamente quiere lograrlo, entonces puede superar todos los obstáculos, ya que lo hace por sí mismo.

Motivos del comportamiento de la personalidad.

El tema del comportamiento humano ha estado interesado en la psicología desde la antigüedad. Las respuestas a la pregunta "¿por qué?" Las personas hacen esto, y luego se comportan de manera diferente, buscando las mentes más grandes de nuestro mundo. Hoy, podemos suponer que muchos fenómenos diferentes afectan el comportamiento humano. Esta puede ser una situación determinada, las cualidades personales de una persona, la presión externa sobre una persona o los motivos de la persona misma.

¿Cuáles son los motivos del comportamiento de la personalidad? Considerando el concepto de motivos personales, podemos decir que diferentes motivos no solo influyen en el comportamiento de una persona de todas las formas posibles, sino también en ciertas situaciones, los motivos pueden determinar el comportamiento de una persona. El hecho es que el motivo es una fusión de las experiencias internas del individuo, que a menudo se convierte en un atributo de la personalidad y se formula en una cualidad personal. Por ejemplo, los motivos para mejorar, ayudar a las personas y cambiar este mundo en beneficio de la humanidad, pueden volverse característicos de la persona que los está experimentando y formarse en una línea separada: el altruismo.

Motivos de la actividad de la personalidad.

Dependiendo del propósito que la persona vea frente a él, actuará de manera apropiada para lograr lo que quiere y recibirá placer. Si una persona tiene hambre, actuará de tal manera que encuentre comida y bocadillos, satisfaciendo esta necesidad. Tal comportamiento estará determinado por la necesidad de comida, y la búsqueda de comida será el motivo de la personalidad.
Dependiendo de las necesidades u objetivos de una persona, los motivos de las actividades pueden ser muy diversos. Por ejemplo, si las necesidades se relacionan con los fenómenos básicos que proporcionan la vida y el desarrollo de una persona, entonces los motivos de la actividad que los hacen satisfacer tales necesidades se denominarán orgánicos. Específicamente, estas necesidades incluyen la ya mencionada sensación de hambre, la necesidad de respirar, la necesidad de esconderse del calor en un día de verano o la necesidad de huir del peligro con miras a la autoconservación. Todas estas necesidades son básicas, y su persona busca satisfacer en primer lugar, para permitir que su cuerpo exista y se desarrolle naturalmente.

Los motivos de la actividad de la personalidad también se distinguen funcionales. Se relacionan con las necesidades que aseguran el crecimiento humano en la esfera cultural. Esto puede ser unas vacaciones activas en el lago, o practicar deportes, ir a la iglesia o al teatro. Todas estas necesidades crean motivos para la actividad, que a su vez mueven a una persona a satisfacer estas necesidades, lo que garantiza el crecimiento funcional del individuo.

Los motivos de la actividad de la personalidad son materiales. El materialismo de estos motivos implica la creación de cosas materiales para satisfacer las necesidades de una persona que se relacionan con la comodidad o la necesidad doméstica.

No es ningún secreto que la necesidad de ser respetado en la sociedad es muy importante para una persona. Tener un lugar entre otras personas, ocupar un estatus apropiado, así como la oportunidad de mostrar los intereses sociales de uno, son todas las necesidades que son la causa del surgimiento de motivos sociales para la actividad humana. En este caso, la personalidad actuará de tal manera que tenga lugar entre las personas que componen su sociedad. Por ejemplo, actividades de este tipo pueden expresarse en la participación en varios grupos sociales, la membresía en voluntarios, en alentar la participación en diversas acciones, organizaciones, etc.

Los motivos de la personalidad pueden incluir motivos espirituales. Aparecen donde una persona tiene una necesidad de autodesarrollo, así como de superación personal. Para satisfacer tales necesidades, una persona puede leer libros, orar a Dios, hacer yoga o actuar de alguna otra manera para obtener satisfacción espiritual.

Necesidades y motivos de la personalidad.

En psicología, existen diversos puntos de vista sobre la determinación de las necesidades del individuo, de hecho, así como sobre la definición de los motivos. Pero todos los puntos de vista están unidos por la idea de que la necesidad es el estado de una persona causado por una necesidad particular. Pueden ser objetos materiales o espirituales. Tal estado causa tensión interna en el individuo. Para aliviar el estrés, o en otras palabras, para satisfacer una necesidad específica, una persona comienza a actuar en consecuencia, guiada por los motivos que crea esta necesidad.

Las necesidades humanas pueden ser muy diferentes. Como ya se mencionó, las necesidades pueden relacionarse con el entorno orgánico, funcional, material, social o espiritual de una persona. Además, los científicos identifican las necesidades individuales y grupales, así como las necesidades diarias y anuales, intelectuales y psicológicas.

En la misma situación, una persona puede tener varias necesidades de varios tipos al mismo tiempo. En consecuencia, el estrés interno en este caso será muy grande, y la persona debe elegir lo que necesita satisfacer en primer lugar. En este contexto, es importante tener en cuenta que existe una jerarquía de necesidades.
Las más importantes son las necesidades fisiológicas u orgánicas. Si una persona tiene hambre, le será difícil concentrarse en el trabajo, o cuando se trata de la autoconservación, por ejemplo, si una persona tiene dolor, solo pensará en cómo deshacerse de este dolor, y hasta que desaparezca, la persona no podrá para satisfacer otras necesidades sociales.

Abraham Maslow desarrolló una jerarquía de necesidades, que a su vez determina la jerarquía de los motivos de la personalidad. En su opinión, los motivos se pueden colocar en cinco estantes condicionales que forman la pirámide de Maslow. En el nivel más bajo están las necesidades fisiológicas de una persona. Al aumentar los niveles anteriores, se consideran las necesidades de afecto, respeto, estética y autorrealización. Es importante tener en cuenta que, en esta jerarquía de motivos, A. Maslow cree que es imposible ascender a un nivel superior si no se satisfacen las necesidades del nivel inferior.

Motivos sociales de la personalidad.

Como ya se mencionó, los motivos sociales del individuo se generan a partir de las necesidades de socialización en la sociedad. Abraham Maslow atribuye afecto a los motivos sociales. Estos motivos representan el deseo de ser alguien necesario, útil, para tener la aprobación de otras personas. Además, los motivos sociales están determinados por la necesidad de respeto, así como la autoestima, que no es menos importante.

Todos existen en la sociedad y están asociados con las personas. La relación entre las personas nunca es simple, por lo que hay una variedad de conflictos, hostilidad y otros fenómenos desagradables. Pero, de una forma u otra, una persona nace en la sociedad, pero a veces la sociedad misma da a luz al hombre. Por esta razón, es muy natural que una persona intente encontrar su lugar en la sociedad y establecer su identidad entre las personas que conoce.

En esta área, una persona puede actuar de varias maneras, guiada por motivos sociales. Por ejemplo, para complacer a otras personas, para no violar las ideas de la sociedad, una persona puede mostrar conformidad, es decir, actuar como la mayoría.

La naturaleza humana es muy compleja y misteriosa. La relación entre dos personas también es muy impredecible. La gente se mueve con motivos sociales para no estar sola. Cada persona está buscando a otra persona que pueda entenderlo, apoyarlo y, lo más importante, amarlo como realmente es. Este deseo hace que las personas busquen compromisos en desacuerdos, cambien su comportamiento y cambien para mejor. Estos son los motivos sociales más importantes del hombre.

También vale la pena señalar la subordinación del poder. Incluso si las personas se quejan del poder en el país y no lo consideran constructivo, reconocen su legitimidad y están convencidos de que la sociedad necesita poder. De aquí viene la sumisión a las autoridades, que también es un motivo social del individuo.

El sistema de motivos de personalidad.

Basado en el hecho de que una persona tiene constantemente estas u otras necesidades, podemos decir que algún motivo la mueve constantemente. En la ciencia psicológica, se cree que a lo largo de la vida, las personas forman motivos estables. Como ya se mencionó, pueden engendrar el comportamiento de las personas, ser relativamente independientes de la situación o incluso formar rasgos de personalidad. Son estos motivos estables de una persona los que determinan su actividad, en conjunto, representan la orientación del individuo.

La orientación de la personalidad está determinada por la paternidad y la sociedad. En su vida, una persona aprende el mundo en el que vive y da forma a sus pensamientos sobre las cosas y las personas que lo rodean. Estos pensamientos se convierten en actitudes del individuo, que tienen una influencia muy fuerte en la orientación del individuo. Las actitudes que se convierten en rasgos de personalidad forman diferentes formas de orientación de la personalidad; se basan en un sistema de motivos.

Entre las formas de orientación de la personalidad, se distingue: impulsos, ideales, deseos, intereses, aspiraciones, inclinación, cosmovisión y convicción, como las formas más elevadas.

La atracción es una necesidad inconsciente de algo. Esta necesidad no es necesaria para el individuo y puede desaparecer pronto. Esta es la forma más simple de orientación de la personalidad.
Pero si el hombre realiza la atracción, puede convertirse en deseo.

El deseo se caracteriza por la necesidad de una persona de algo específico, por ejemplo, en algún objeto. A menudo, el deseo tiene un efecto estimulante, obligando a una persona a actuar, mostrando fuerza de voluntad, definiendo claramente el deseo y las formas de lograr los objetivos. En este caso, el deseo se convierte en deseo.

Una forma importante de orientación de la personalidad es el interés. El interés en sí mismo determina el deseo de una persona, y también le da sentido a sus actividades y a las metas mismas.

Si una persona muestra interés en un área determinada, conecta la fuerza de voluntad y también dirige sus esfuerzos y acciones en esta área, entonces este fenómeno se considerará como una aspiración.

A lo largo de la vida, las personas construyen sus ideales. Todos tienen una opinión sobre cómo debería ser una persona y, por supuesto, las personas juzgan a otras personas, guiadas por sus propios ideales. La orientación del individuo consiste en una acción constante con el deseo de lograr su ideal. Esta forma de orientación da lugar a una cosmovisión.

Todas las formas anteriores de orientación de la personalidad pueden no comunicarse entre sí. Pero una visión del mundo está determinada por la integridad. Es como un plan de todo el mundo en la cabeza de una persona. Worldview le permite combinar pensamientos en una sola imagen y construir su propia idea individual del mundo y de las personas. Esto le da a una persona la oportunidad de ver su lugar en el mundo, así como predecir sus actividades futuras, hacer planes y alcanzar metas.

El sistema de motivos de personalidad que determinan las actividades de una persona, teniendo en cuenta sus principios, intereses y visiones del mundo, se llama persuasión. Cuando una persona se enfrenta a una necesidad consciente, actuará en función de sus creencias, que se basan en motivos que la mueven y contribuyen al logro del éxito.

Vistas: 13 526

2 comentarios sobre la entrada "Motivos de la personalidad"

  1. No puedo liberarme de la dependencia de una persona que ya no necesita. Mi corazón, cabeza, ataques de pánico me duelen casi todas las noches. He estado luchando con la afección durante casi un mes. Esperando a que lo suelte. Pero aún no está mejorando. Tomo carvalol No pido ayuda, quiero manejarla yo mismo. Siento que mi fuerza se está acabando. Tengo 46 años

  2. La chica y yo nos conocimos en el trabajo, es decir, un romance laboral. Inmediatamente nos enamoramos el uno del otro. Estuvieron juntos durante 4 años, dos de ellos vivieron juntos. En mayo de ese año, ella me dejó, me rogó que siguiera siendo amiga, pero rechacé cómo puedo ser amiga de la persona que amo. Dos meses después de la ruptura, ella me llamó y pidió una reunión, acepté. Lloró, dijo que lo sentía, su nuevo novio se estaba burlando de ella, abusando del alcohol, en general, nada bueno. Ofrecí regresar a mí, dije que perdonaría todo. Fue mi error, no pude, los pensamientos sobre su traición no me dejaron, incluso cuando comenzaron los problemas de intimidad, no tenía deseos. Al final, nos separamos de nuevo, ella volvió a él, ahora está embarazada, la veo todos los días. No entiendo lo que me está pasando, no podría comenzar de nuevo con ella, pero no dejo de pensar en ella.

Deja un comentario o haz una pregunta a un especialista

Una gran solicitud para todos los que hacen preguntas: primero lea toda la rama de comentarios, porque, muy probablemente, de acuerdo con su situación o similar, ya había preguntas y las respuestas correspondientes de un especialista. ¡No se considerarán las preguntas con una gran cantidad de ortografía y otros errores, sin espacios, signos de puntuación, etc.! Si desea que le respondan, tómese la molestia de escribir correctamente.