Caprichos infantiles

caprichos de la foto Los caprichos infantiles son algo que no solo todos los padres han encontrado una vez, sino que la mayoría de las personas que no tienen hijos. Casi todas las personas, independientemente de su género, justifican el capricho de los niños al exponerse a estímulos externos.

Por ejemplo, el bebé no dormía lo suficiente, por eso es travieso. Muchos simplemente no quieren darse cuenta de que los caprichos, en la mayoría de los casos, pueden ser el mensaje de las personas pequeñas a su entorno adulto. Entonces, por ejemplo, un niño puede ser caprichoso si comienza a enfermarse. Por lo tanto, debe tomar los caprichos de los niños con la debida seriedad. Y para comprender cómo responder a los caprichos de la infancia, debe estudiar y comprender las causas fundamentales de tal comportamiento. Los padres y otros entornos adultos del bebé deben aprender a determinar en qué casos las lágrimas de los niños son berrinches normales de la infancia y una manifestación de carácter, y en qué casos, una señal de alarma, con la ayuda de la cual el bebé muestra el entorno que lejos de todo está seguro con él.

Las razones de los caprichos de los niños.

Los niños, especialmente antes de los tres años, no pueden usar palabras para hablar sobre todos los cambios que sufre su pequeño cuerpo. Por lo tanto, si el bebé se vuelve caprichoso, es necesario observarlo para excluir enfermedades de diversas etiologías. Dado que muy a menudo las causas del mal humor infantil pueden ser una enfermedad somática de naturaleza crónica o aguda.

Los caprichos de los niños en 1 año pueden significar un aumento de la temperatura, sensación de náuseas, escalofríos, etc., en otras palabras, cualquier molestia en el cuerpo. Pueden manifestarse por comportamiento y acciones de protesta o de naturaleza inconsistente, acciones inhibidas o emocionalmente contradictorias. Por lo tanto, se recomienda que los padres en caso de manifestaciones inesperadas de comportamiento atípico durante las próximas horas vigilen a su propio hijo.

A menudo, un factor clave que causa mal humor en la infancia es una violación de la función educativa de la familia. En tales casos, el mensaje de los bebés puede sonar así: "Necesito otro tratamiento". Las variaciones más comunes en la violación de la educación de los niños en edad preescolar se consideran permisivas y prohibitivas. Sin embargo, la combinación de ambas variaciones es particularmente perjudicial para el equilibrio de los niños (por ejemplo, papá saca severidad y rigidez, y mamá permite mucho).

El tipo permisivo conduce al malentendido o incluso a la ignorancia de la palabra "imposible" por parte del niño, como resultado de lo cual cualquier prohibición provoca una protesta violenta y prolongada en él. Y los esfuerzos persistentes para llevar a ese bebé "en el marco" pueden causar ataques que parecen histéricos. A menudo, tales reacciones "formidables" asustan a los padres, como resultado de lo cual abandonan los intentos de lograr una respuesta adecuada, lo que exacerba aún más la situación.

El tipo prohibitivo en su manifestación extrema conduce al agotamiento del potencial adaptativo. El niño, a quien todo está prohibido, inicialmente trata de cumplir con todas las prohibiciones y complacer a sus padres, pero pronto siente que es imposible vivir así. Esto también lleva a un comportamiento de protesta de mal humor infantil, que molesta aún más a los padres, y continúan prohibiéndolo con doble celo, pero son traviesos. La consecuencia de tales acciones parentales es el agravamiento del comportamiento del niño. Por lo tanto, el estado de ánimo y la terquedad de los niños a menudo pueden indicar excesos en el impacto educativo.

A menudo, el mal humor puede ser un síntoma de desarmonía intrafamiliar. Al analizar la situación en este caso, no es posible identificar excesos en la educación, pero dentro de las relaciones familiares son extremadamente tensas. Por ejemplo, la nuera y la suegra no viven en armonía entre ellas y hacen todo lo posible para molestarse mutuamente, lo que naturalmente lleva a la participación de un hombre en su desmontaje. Aquí, lo caprichoso de los niños es su mensaje, lo que significa que no quieren que su entorno nativo se pelee entre ellos. El niño inconscientemente siente insatisfacción con el hecho de que la energía espiritual de los parientes, que debería pertenecerle a él por derecho, se gasta en aclarar la relación. Por lo tanto, los caprichos de los niños son una demostración natural de insatisfacción con sus seres queridos.

También a menudo para la manifestación de mal humor infantil tome algo más. Por ejemplo, en el caso de los niños que muestran obstinación y desobediencia, cuando sus padres les prohíben tomar fósforos, y hacen lo contrario o les prohíbe ir a algún lado, pero los niños aún van. Tal comportamiento es más de naturaleza investigadora que una manifestación de obstinación y voluntad propia. Después de todo, todos los individuos se caracterizan por un deseo de conocimiento de la realidad circundante. En tales casos, se alienta a los adultos a adherirse a un comportamiento constante y firmeza en la educación, de modo que el bebé entienda que "no" realmente significa una prohibición, y no "tal vez".

La sustitución clásica de conceptos es el abandono por parte de los padres de los requisitos de los niños para proporcionarles independencia personal. ¡Con qué frecuencia de los labios de las migajas puedes escuchar "Yo mismo!". Por ejemplo, los niños aún no han aprendido a comer solos con suavidad, pero aún así alcanzan una cuchara. Los intentos de rectificar la situación provocan llantos y lágrimas en los niños. Tal comportamiento no se considera caprichoso. Estos son solo los primeros intentos de autosuficiencia. En tales casos, los padres solo deben reconocer sus esfuerzos y alabar su deseo de ser independientes.

En resumen, se debe decir lo siguiente. Si la pregunta para los padres es cómo lidiar con los caprichos de los niños, entonces no es necesario hurgar durante horas en Internet, tratando de encontrar un método efectivo, solo necesita observar el comportamiento de su propio hijo, entender después de lo cual comienza a ser caprichoso y establecer si su comportamiento es caprichoso o si indica la manifestación de su deseo de independencia o ansias de investigación.

Los caprichos de los niños a los 1 años de edad pueden ser una especie de salpicadura de emociones acumuladas o pueden asociarse con características relacionadas con la edad y características psicofísicas. Sin embargo, esto no significa que tal comportamiento deba ser consentido.

Caprichos y berrinches infantiles

Todos, probablemente, en su vida vieron una foto cuando su madre no le dio un juguete al bebé, y él, a su vez, comienza a llorar sollozando, gritando en voz alta, enojado. Este comportamiento se considera histeria infantil.

Por lo general, los caprichos y los berrinches comienzan en los bebés antes de que cumplan los dos años, cuando solo intentan experimentar de varias formas de interacción comunicativa con el entorno y obtener lo que desean. A la edad de cuatro años, los berrinches y los estados de ánimo se vuelven más raros, sin embargo, algunos niños continúan recurriendo a ellos incluso a una edad más avanzada.

A menudo, los estados de ánimo y la terquedad de los niños, los berrinches desequilibran a los adultos. Comienzan a ponerse nerviosos, preocuparse, cansarse de gritar, lo que causa enojo al bebé.

¿Cómo responder a los estados de ánimo y berrinches de los niños? Para empezar, debes comprender la histeria y la histeria. Por lo tanto, se recomienda que los padres aprendan a distinguir sus manifestaciones. Es necesario mirar más de cerca, tal vez el niño, con la ayuda de una reacción tan emocional, esté tratando de manipular a sus padres, o tal vez necesite el apoyo del entorno adulto.

Para identificar las causas de los berrinches y el mal humor infantil, los factores que provocan tal comportamiento, en primer lugar, es necesario separar el concepto de "caprichos" del término "histeria".

El capricho de los niños es, en cierta medida, el deseo de los niños de lograr algo que está prohibido o inaccesible en este momento. A menudo no tienen causa, casi siempre van acompañadas de lágrimas, gritos, pisotones, etc. A menudo, los caprichos de las migajas son absurdos y absolutamente imposibles. A menudo, los bebés de dos o tres años no entienden lo que quieren. Simplemente no tienen las habilidades mentales necesarias para resumir sus propios sentimientos y emociones.

Algunos caprichos infantiles son fugaces, mientras que otros persisten durante todo el día, a veces los caprichos pueden durar un período relativamente largo de aproximadamente un mes o más.

Para los berrinches de los niños, el brillo impensable, la emoción, el llamado "juego del público", la subordinación a las circunstancias externas y la dependencia de la presencia de los espectadores son características. Las rabietas en los niños a menudo van acompañadas de convulsiones "menores": llanto ensordecedor, gritos, rascarse la cara, etc. Una característica característica de las rabietas en los bebés es que surgen como respuesta al resentimiento o las noticias desagradables, pueden intensificarse debido a la mayor atención de la audiencia circundante y pueden termina rápidamente después de la desaparición de la atención del exterior.

Los caprichos de los niños: formas de prevenir y superar

Para evitar la aparición de estados de ánimo y berrinches, es necesario tener en cuenta que son necesarias condiciones favorables para su aparición; Tales condiciones incluyen exceso de trabajo de los bebés, ropa incómoda, atmósfera incómoda, mala salud y mayor sensibilidad.

Si tal comportamiento en los niños se caracteriza por la constancia, esto puede indicar la presencia de alteraciones en el funcionamiento del sistema nervioso. Si el niño está sano, y el mal humor del comportamiento o las rabietas ocurren solo en presencia de uno de los padres, entonces la causa del problema debe buscarse en las relaciones familiares, en particular, en sus reacciones al comportamiento de los niños. Los caprichos pueden provocar acciones excesivamente complacientes del entorno cercano, sus requisitos ambiguos o métodos de influencia exorbitantemente estrictos aplicables a la migaja.

Existe la opinión de que las manifestaciones leves de mal humor o histeria son el comportamiento normal de los niños. Esta posición está lejos de la verdad. Los berrinches y los estados de ánimo regulares pueden provocar la aparición de cambios psicógenos en el carácter y tendencias psicópatas persistentes.

Cómo lidiar con los caprichos infantiles

Se pueden destacar una serie de recomendaciones que se adhieren a las cuales los padres tendrán la oportunidad de resolver un problema como el estado de ánimo de los niños: formas de prevenir y superar.

Debe comprender que el problema siempre es más fácil de prevenir que lidiar con sus consecuencias. De hecho, a menudo parece que un capricho inofensivo de las migajas puede convertirse en un berrinche. Si sospecha una oleada inminente de emociones del lado del bebé, debe intentar cambiar su atención de un área peligrosa a una más neutral. La conversación amistosa, el estado tranquilo de los padres y su atención comprensiva son tres factores fundamentales que pueden prevenir el capricho.

A continuación hay consejos para los padres, a menudo observando el estado de ánimo de los niños, cómo comportarse adecuadamente. En primer lugar, deben definir claramente la lista de cosas permitidas y las que están prohibidas. Es imperativo adherirse a la prohibición una vez. Dado que la inconsistencia en el comportamiento de los padres conduce a la formación de estados neuróticos en los niños. La mayoría de los padres en situaciones difíciles prefieren ceder a las demandas de sus propios hijos, solo para calmarlos. Sin embargo, este camino conduce exclusivamente a la consolidación de las reacciones negativas en los niños y su mayor fortalecimiento. Tampoco se recomienda cumplir con el requisito de los niños, sin importar cuánto grite, si es peligroso o irrazonable.

Entonces, ¿cómo lidiar con los caprichos de la infancia? En primer lugar, no debe dejar solo al bebé caprichoso, pero al mismo tiempo consolarlo, tratar de levantarlo del piso, a pesar de la resistencia, tampoco es recomendable. El comportamiento correcto será continuar haciendo sus propios negocios mientras se monitorea al niño. El niño debe entender que los padres son inflexibles en la decisión, mientras que la situación está bajo su control.

Los niños deben aprender que su comportamiento tiene ciertos límites, que hay situaciones en las que el mal humor es inaceptable. También es necesario explicar a los niños las consecuencias de sus actos caprichosos.

Las recomendaciones enumeradas sobre el problema de los estados de ánimo infantiles, cómo comportarse, de ninguna manera todo, pero lo principal en lo que el trabajo de los padres es prevenir el estado de ánimo es hacerles comprender que no deben permitirse los estados de ánimo de la infancia. Dado que en el futuro esto conducirá a manipulaciones por parte de los niños, lo que puede ocurrir cuando algo sucede de la manera que no desean. Por lo tanto, el comportamiento de los padres será más alfabetizado, en el cual motivarán a los niños a comportarse correctamente. Y por esto debes alabar al bebé por su buen comportamiento.


Vistas: 4 566

2 comentarios en la entrada "Caprichos de los niños"

  1. ¿Cuál de los científicos famosos estudió el problema de los "caprichos infantiles"?

    • Alexander Ivanovich Zakharov - Doctor en Psicología, Profesor, Departamento de Asistencia Psicológica, Universidad Estatal de Pedagogía de Rusia, que lleva el nombre A.I. Herzen Defendió su tesis sobre "Características de las relaciones familiares y psicoterapia familiar para la neurosis en niños y adolescentes" y su disertación doctoral sobre "Fundamentos psicológicos del origen y psicoterapia de la neurosis en niños".
      Uri Bronfenbrenner es psicólogo estadounidense, especialista en psicología infantil, miembro extranjero de la Academia Rusa de Educación, profesor de la Universidad de Cornell. El autor del libro "Dos mundos de la infancia".

Deja un comentario o haz una pregunta a un especialista

Una gran solicitud para todos los que hacen preguntas: primero lea toda la rama de comentarios, porque, muy probablemente, de acuerdo con su situación o similar, ya había preguntas y las respuestas correspondientes de un especialista. ¡No se considerarán las preguntas con una gran cantidad de ortografía y otros errores, sin espacios, signos de puntuación, etc.! Si desea que le respondan, tómese la molestia de escribir correctamente.