La humanidad

La humanidad es un rasgo de personalidad que se caracteriza por principios morales que expresan el humanismo con respecto a las relaciones cotidianas de las personas. La humanidad es una manifestación adquirida y consciente que se forma en el proceso de socialización y educación de una persona con el ejemplo de autoridades importantes. La humanidad se atribuye a la más alta virtud, la dignidad humana.

La humanidad se caracteriza por una serie de signos, que son cualidades específicas de carácter y actitud hacia el mundo. Estas cualidades incluyen amabilidad, sacrificio propio en favor de los demás, buena voluntad, sinceridad, simpatía, generosidad, respeto, modestia, honestidad.

Que es la humanidad

La humanidad se manifiesta como un rasgo de personalidad en las acciones humanas en relación con el mundo exterior. Respeto a las personas, promoción y apoyo de su bienestar, sincero deseo de ayudar o apoyar. Esta característica se revela más plenamente en las relaciones colectivas e interpersonales en el trabajo conjunto y la comunicación directa de las personas. En los grupos sociales, esta cualidad es la más referencial.

Este rasgo de personalidad está formado por el ejemplo de los padres u otros adultos de buena reputación. La manifestación o ausencia de tal forma de manifestar a una persona se debe a la estructura intrafamiliar y al escenario transmitido por la generación anterior a la más joven.

El papel principal en la formación de esta cualidad lo desempeña la educación de la madre, que crea estándares familiares en la familia, lo que contribuye al desarrollo de la moralidad del niño. Hay situaciones en las que se requiere que los niños muestren altas cualidades morales sin aprendizaje previo y ejemplo, lo que se convierte en la causa de conflictos internos y externos de una personalidad en crecimiento.

En el proceso de desarrollo y socialización en un grupo, se requiere que el individuo muestre amistad y participación, la capacidad de comunicarse con otros participantes en el proceso, formar y expresar su posición, defenderla. Con un bajo nivel de desarrollo de las habilidades requeridas, se produce el rechazo por parte del colectivo o colectivo, lo que contribuye a la aparición de extraños. La razón de esto es la separación del tema del éxito y la moralidad como categorías diferentes.

Una persona comienza a dominar las reglas de las relaciones a una edad preescolar más joven, asimilando las habilidades culturales e higiénicas. Los niños pequeños, que obedecen los requisitos de los adultos, tienden a acatar las reglas mismas y a controlar el cumplimiento de estas reglas por parte de otros niños del grupo. A menudo, los niños pequeños recurren a adultos con quejas sobre el comportamiento de sus compañeros con una solicitud para confirmar la regla, y esto plantea el problema de la manifestación de la humanidad, porque a veces es muy difícil para los educadores responder con calma a tales solicitudes. Y al niño que ha presentado una queja se le aconseja en otro momento que detenga personalmente a su compañero y le recuerde la regla vigente en el grupo.

El proceso de formación de la humanidad es especialmente activo durante el período "Yo mismo", cuando el niño gana independencia y aumentan los requisitos para su comportamiento, porque una persona pequeña comienza a identificarse como un miembro individual de la sociedad. En este momento, el niño aprende sobre las reglas y métodos de comunicación, sobre la interacción en el ejemplo de los objetos autorizados más cercanos (padres, amigos, héroes de libros, películas).

La humanidad es un fenómeno paradójico, se manifiesta a través de las acciones del hombre sin reflejar su verdadera personalidad y actitud. En las relaciones de mercado que se han formado y se desarrollan con éxito en las relaciones interpersonales, los valores morales y la personalidad dejaron de estar conectados debido a la búsqueda de bienes materiales, atributos de éxito y prosperidad. La humanidad, la humanidad se ha convertido en una especie de sinónimo de debilidad, aunque la literatura y el cine a menudo hiperbolizan estas manifestaciones en sus héroes.

La necesidad de amor, aceptación, respeto se realiza a través de la manifestación de interés, como participación en la vida de los demás. La complejidad de esta manifestación de la humanidad es que muchas personas crecieron en condiciones menos favorables de las necesarias para inculcar tales cualidades. Esto se refleja especialmente en los niños cuyos padres crecieron en los países de la CEI a fines del siglo XX. En ese momento, era necesario sobrevivir, y la forma de crianza cambió, los niños crecieron en una corriente de información con ejemplos positivos, ajustes y autoridades de sus padres.

Para la formación de normas morales e inculcar las habilidades de manifestación de su componente importante es la familia y sus tradiciones. En las familias autoritarias, donde los padres requieren sumisión y su autoridad es absoluta, los niños crecen como oportunistas que tienen dificultades obvias para comunicarse. Los niños que han sido sometidos a métodos de educación demasiado estrictos tienen una idea distorsionada de las relaciones con las personas y la familia, que pueden encontrar una salida en diferentes características de comportamiento, como la agresión .

La manifestación de la humanidad en las personas que crecieron en familias democráticas ocurre más naturalmente. Estas familias crean un sentido de autoestima y enseñan a los niños la apertura a otras personas. El ambiente emocional en las familias, que se basa en el interés en los niños, sus necesidades , cuidado y respeto, es la condición principal para la formación de valores morales del niño.

La formación de la humanidad también se ve afectada por el número de miembros de la familia. Los niños que crecen en familias numerosas con muchos familiares tienen más ejemplos de comportamiento y opciones para resolver situaciones, autoridades y opiniones. Un gran número de parientes contribuyen a la formación de amabilidad, comunidad, amistad, respeto, confianza y empatía que se adquiere en esas familias, que son partes integrales de la humanidad.

El problema de la humanidad existe en su ausencia. Su manifestación radica en nuestra percepción de nosotros mismos, las habilidades propias y de los demás, nuestros deberes, la percepción del medio ambiente, de nosotros mismos en el mundo, como el derecho a un lugar bajo el sol. Para la mayoría, esto es un problema, porque no hay una sensación de seguridad suficiente para la manifestación de la humanidad, como norma en la comunicación. La amabilidad, la participación y otras cualidades morales de una persona crean un sentimiento de debilidad y peligro. Este es el problema

En el proceso de crecer y conocer el medio ambiente y el mundo, los niños se preparan para luchar por la supervivencia en la "jungla" de la vida adulta. Como adultos, los niños perciben a los demás más como rivales que como compañeros, de ahí la actitud hostil.

El problema de la humanidad se enfrenta a todos y cada uno en sus vidas. En algún momento, las personas necesitan el apoyo de las personas. Esto se siente especialmente en períodos difíciles, durante la toma de decisiones o la responsabilidad. Y aquí hay dificultades con respecto a la adopción de acciones humanas de otras personas. De hecho, para sentir el significado de uno a través de la confirmación desde el exterior, uno debe estar abierto a esto externo. La apertura a los demás requiere confianza en ellos, usted mismo y confianza en sus propios derechos. Además, el problema de la manifestación de la humanidad y otras cualidades morales de un individuo depende de la aceptación del derecho a la vida y el derecho a la vida de otras personas. Podemos agregar que la adopción del derecho a la vida es enseñada por los padres, es decir, la madre en los primeros años de vida, la llamada confianza básica en el mundo. Cuando no está allí, una persona siente una amenaza del medio ambiente, por lo tanto, se defenderá y actuará exclusivamente en sus intereses personales. Una persona capaz de manifestar humanidad tiene una fuerte confianza básica. Está formado por la persona misma a través de una elección consciente o por la madre.

Un ejemplo parental de actitud hacia los demás sirve como un escenario de comportamiento a priori para el niño. La protección del mundo, el espíritu de lucha, el estímulo de las dudas del individuo sobre sus fortalezas, habilidades y derechos, conduce a dificultades para comprender las relaciones y sus necesidades, al problema de comprensión o falta de ellas, los beneficios de manifestar humanidad.

Ejemplos de humanidad desde la vida

La humanidad en la sociedad se ha convertido en una especie de tendencia en las relaciones, lo que crea las condiciones para comprender el valor del individuo. Esto ayuda a conocer mejor a las personas que te rodean, a encontrar personas de ideas afines y a establecer comunicación. Las personas comienzan a llegar a aquellos que están sinceramente interesados ​​en ellos. El hombre, ayudando a las personas necesitadas, muestra su habilidad para valorar la vida.

En las actividades profesionales, la humanidad también se manifiesta. Las profesiones más humanas son los médicos, maestros, rescatistas.

Hablando de rescatistas. En 2015, cuatro hombres del estado de Florida mostraron humanidad con un par de personas mayores. Cortaron el césped, barrieron las vías y reemplazaron las llantas del auto de una pareja de ancianos, así como entregaron al anciano al hospital a tiempo y se sometieron a una cirugía, lo que prolongó su vida. Según el jefe del departamento de bomberos, donde trabajaban los "Timurovs", no dijeron lo que habían hecho, lo descubrió a través de las noticias en las redes sociales.

La manifestación de la humanidad salva la vida de los seres queridos. Esta es una manifestación natural de la necesidad de amor y aceptación. Para demostrar que la humanidad es muy fácil, simplemente comience a hablar, como lo hizo un adolescente. En Dublín, EE. UU., Un joven, Jamie, de 16 años, salvó a un hombre haciendo una sola pregunta: "¿estás bien?". Una pregunta tan simple y mucho uso. El hombre iba a decir adiós a la vida, le preguntó el niño, luego hablaron. Finalmente, este hombre se convirtió en un padre feliz.

La manifestación de la humanidad enriquece la vida. O esto es una ayuda para una persona, un animal para salvar sus vidas, o es la atención habitual a la condición y necesidades de amigos y extraños. Esta participación en la vida, esta es una oportunidad para mostrarse a uno mismo que los pensamientos estúpidos y desagradables sobre la inferioridad de uno fueron un error. La humanidad es un rasgo de la personalidad, su manifestación es la fuerza del individuo, es un valor que aparece conscientemente.

Estos fueron ejemplos de la manifestación de la humanidad a pedido de la gente, fue una elección consciente. Todos pueden tomar esa decisión, dándose cuenta de su propio valor y significado como persona, persona, ser ideal que puede hacer más que solo vivir.

Vistas: 415

Deja un comentario o haz una pregunta a un especialista

Una gran solicitud para todos los que hacen preguntas: primero lea toda la rama de comentarios, porque, muy probablemente, de acuerdo con su situación o similar, ya había preguntas y las respuestas correspondientes de un especialista. ¡No se considerarán las preguntas con una gran cantidad de ortografía y otros errores, sin espacios, signos de puntuación, etc.! Si desea que le respondan, tómese la molestia de escribir correctamente.